El Guardián de la Ceja

  • Diario Digital | miércoles, 25 de noviembre de 2020
  • Actualizado 11:16

DENTRO DEL TELAR DE LOS SUEÑOS: LA 'SECTA' QUE TE SACA $4.000.000 EN NOMBRE DE LA PROSPERIDAD FINANCIERA

la disfrazan de ritual de prosperidad

Misticismo, psicomagia y mucha "confianza" son los argumentos del ritual, la prosperidad llegará si repites y crees la oración. Ten FE

mandala
mandala
la disfrazan de ritual de prosperidad
Proverbios 11- 4 No aprovecharán las riquezas en el día de la ira; Más la justicia librará de muerte.

CORAZON PIRAMIDAL

Una nueva pirámide financiera está corriendo por Whatsapp, tiene diferentes nombres, pero hoy la llamaremos MANDALA.

Unas 16 de mujeres de distintas partes se reúne en torno a una cámara de vídeo. Cada una en su salón, su cocina o su cuarto, se saludan a través de Zoom, una aplicación de llamadas de vídeo grupal. En común tienen que todas forman parte del mismo 'mandala'una estafa  piramidal que se está expandiendo por Antioquia.

Esa noche nos hicimos pasar por "La Guardiana", el nombre que dan a las que todavía no han dado el paso de convertirse en fuego y comprometerse con el grupo, para lo que hay que aportar nada menos que $4.000.000 de pesos. "Nos han educado bajo el concepto de que el dinero está siempre ligado a la deuda, a la hipoteca, a trabajar mucho… Nosotras desde aquí trabajamos la economía sagrada, que es la economía del regalo", explica M., una de ellas, para convencerme a entrar en el telar de los sueños o la flor de la abundancia, dos de los nombres que recibe este sistema.

Nosotras desde aquí trabajamos la economía sagrada, que es la economía del regalo

Ese dinero va para otra mujer T., que es "el agua", la punta de la pirámide, que tiene un sueño por cumplir. En este caso, se trata de financiar la matrícula del colegio de sus hijos. Pero hay sueños para todos los gustos, tantos como mandalas –también llamados flores o telares- proliferan en Colombia: hacer un viaje, reformar la casa, montar obras de teatro o festivales, curar el cáncer de una amiga en, hacer un máster o invertirlo en obras benéficas, o invertir en apartamentos, carros etc.

Cuando se consiguen ocho mujeres fuegos, es decir, $32.000.000, el círculo se cierra y todo el dinero se entrega al agua en una ceremonia: "Nos sentamos todas en círculo, leímos una carta, e hicimos la entrega. Tiramos el dinero por los aires, frotándonos con él… Fue muy emocionante", cuenta T. recordando el momento en el que ella dio sus $ 4.000.000 de pesos. Si no es presencial, el dinero se manda camuflado por correo o por transferencia con el asunto "regalo"

EL ESQUEMA DE LA ABUNDANCIA.

mandala

"A mí me lo contó mi prima y pensé que me quería meter una secta. Luego vi que era todo tan bonito que hice un préstamo en el banco y saqué el dinero para entrar", cuenta en la charla una de las "hermanas mayores", mujeres que han superado el mandala y se quedan asesorando y aconsejando a las que siguen dentro. Igual a la religion.

Cuando cada flor se completa –formada por 15 mujeres: ocho fuegos, cuatro vientos, dos aires y un agua-, el grupo "gira" y suben de nivel; los fuegos pasan a ser vientos de dos mandalas distintos, multiplicándose hasta el infinito. O hasta que no queden más mujeres que atraer y pierdan su dinero.

Misticismo, psicomagia y mucha "confianza"

Julia (nombre ficticio) llegó a pasar tres semanas en un telar de los sueños: “Una muy buena amiga me lo comentó. Me dijo que se había metido en un grupo compuesto por mujeres en el que se trabajaba mucho la ayuda mutua, la solidaridad, y que todas estaban ahí para cumplir sus sueños personales”.

Mientras lo pensaba, se fue de viaje a Cali, y otra chica le habló también de los telares. Al volver al oriente, donde vive, lo hizo una tercera: “Al final acabé entrando. Te lo venden como si fueras un poco especial, como si fueras la elegida para entrar”.

Durante tres semanas estuvo haciendo videollamadas diarias en las que el misticismo y la psicomagia lo impregnaban todo. En los dos mandalas en los que "La Guardiana" se ha colado, el argot se repite como un mantra. "El dinero es energía que se puede mover desde el amor", aseguran las 'tejedoras'. También creen que formar parte de estos mandalas les ha ayudado a curar sus enfermedades, empoderarse o atraer cosas positivas a su vida y sentirse "completas", más incluso que con sus grupos de amigas.

Ninguna se cuestiona que sea realmente, por la propia lógica de su funcionamiento, y buscan todas las explicaciones necesarias para reafirmarse: “Es economía circular. Imagina un pueblo donde hay escasez y todos se deben dinero a todos. Entonces llega un empresario con un  $1.000.000 pesos. Se lo da al del hotel para pasar la noche, quien se lo lleva corriendo al carnicero al que le debe dinero, y este al ganadero, y el ganadero a su vez al del hotel. Y cuando el billete vuelve, el empresario dice que al final no se queda y se lleva el $1.000.000 pesos. Todos han pagado sus deudas y el dinero sigue circulando”.

Para que haya un solo mandala hacen falta 15 personas, pero cuando el ciclo se reproduce 20 veces ya hay creados medio millón de telares con casi ocho millones de personas implicadas, de las cuales solo medio millón cobrarían dinero (ver tabla al margen). En el nivel 23, ya harían falta más personas para que el proceso continúe que población hay en toda Colombia (unos 49 millones). Y eso, contando a hombres y mujeres. Por ese motivo, cuando el mercado se satura, son los de abajo los que se quedan sin opción de conseguir el dinero prometido. Más fácil coger el Balotto

Sin embargo, desde los distintos telares “visitados” tienen un argumentario con el que rebatir cada cuestionamiento a su sistema. No declaran a Hacienda, porque el sistema es patriarcal. El proceso solo fluye si crees en él. Si te comprometes, el universo te lo devuelve... Además, la palabra “confianza” se repite hasta la saciedad. Están convencidas de estar haciendo historia y de tener atemorizados a los bancos con una idea revolucionaria. En un vídeo que circula entre los grupos cerrados de Facebook, una chica argumenta que no se trata de un timo piramidal, porque todos los miembros se conocen entre sí.

Esquema piramidal

EL GUARDIÁN DE LA CEJA